viernes, 24 de febrero de 2012

Doña Pilar de Cavia y Lac - (poemas).

 DOÑA PILAR DE CAVIA

   Ayer te ví en el río y te ví lavar;
en aguas cristalinas tu retrato está.
Después de haber lavado
por la calle vas con gracia y con salero
¡qué guapa que estás!
Todos los de este pueblo te lo dirán.


                        EL DOMINGO.

   ¡Qué alegre es el domingo
cuando en la aldea llama
a misa al vecindario,
volteando, la campana
y todos van vestidos
con sus mejores galas
a la pequeña iglesia,
su joya más preciada
que luces iluminan
y flores embalsaman!

   ¡Qué alegre es el domingo
cuando al volver a casa
el labrador encuentra
en su feliz morada
el pan, vida del cuerpo,
amor, vida del alma,
y de la mesa en torno
con su familia amada
al Dios de lo creado
tributa humildes gracias!

   ¡Qué alegre es el domingo
cuando en honesta danza
y entre bullicio y risas
toda la tarde pasan
junto al antiguo rollo
muchachos y muchachas,
y más allá las madres
unas con otras hablan
en tanto que los viejos
de fumar no se hartan!

   ¡Qué alegre es el domingo
cuando la tarde avanza
y el claro sol oculta
su luz tras las montañas
y jóvenes y ancianos
a sus hogares marchan
en busca del reposo
y bienechora calma
que Dios da a los que creen
y esperan y trabajan!

        PILAR DE CAVIA.

        El Pilar, nº 1.606,  25 de abril de 1.914.

No hay comentarios:

Publicar un comentario