martes, 2 de febrero de 2016

Fiestas Patronales: San Blas

     Albalate de las Nogueras: Fiestas Patronales.

                        San Blas

   Albalate de las Nogueras venera y celebra a sus santos patronos, Nuestra Señora la Virgen del Rosario (en el santoral del calendario el 7 de octubre), pero por causas de la alta emigración de sus naturales, a principios de los años 70 del pasado siglo, su fiesta se trasladó al primer domingo de septiembre, y años más tarde al último domingo de agosto. Y su santo patrón San Blas, cuya celebración es el día 3 de febrero. ¿Por qué San Blas? Una explicación posible de por qué se eligió a San Blas como su santo patrón en Albalate podría ser esta que encontramos en el libro: "Censura de Historias Fabulosas" Libro IV - Capítulo II, de D. Nicolás Antonio (1617-1684) - (pág. 116-117): San Blas.

     San Blas: Obispo de Oreto en España, criado tal por Anastasio dicípulo de Santiago, el qual padeció después en el pueblo llamado Cifuentes de la Celtiberia el año 67 del Nacimiento de Christo en la persecución de Nerón: i su cuerpo se venera, i frequenta por los fieles, honrándole Dios con muchos milagros. Toda esta memoria se saca de Luitprando en el año 848. i de Juliano en el num. 434.i,435. que se ha de juntar en uno. La verdad desto, para que la separemos de lo que no es, darán nuestros buenos Historiadores: los quales refieren el culto que se hace en la villa de Cifuentes de la Alcarria al cuerpo de San Blas Mártir, sin que allí sepan decir con certeza, quien es aquel Santo, cuyas reliquias guardan, i veneran. El Padre Frai Juan de Marieta, lib. 2. cap. 37. i el Padre Frai Tomás de Trugillo en el Thesoro de Predicadores, fol.637. escriven, que en aquel Lugar creen ser este su Santo el mismo que San Blas Mártir, cuyo triunfo celebra la Iglesia a 3 de Febrero, bien conocido, i estimado en toda ella. I porque en las Actas deste Santo se dan muchas señas de su martirio, diciéndose la Provincia de Capadocia, que es en la Asia, i el Lugar Sebaste, en que fue coronado por el Presidente Agricolao: la devoción de aquel pueblo ha pasado a tanto, que se ha imaginado en aquel distrito de Cifuentes todas estas señas, i nombres, queriendo persuadirse con una ambiciosa piedad, o devota indiscreción a que el Santo Mártir de Capadocia no es de aquella Provincia de Asia, sino de Cifuentes en España, de cuyo término es un Lugar arruinado, a quien fingen nombre de Sebaste. Este es un ejemplo bien al vivo de lo poco que ai que fiar destas tradiciones, en que entra ciegamente la piedad de los interesados, en busca de su deseo. Estos dos Padres bien reconocen este error; i en quanto a la verdad de la Historia creen ambos que es diferente el nuestro de aquél de Asia mas conocido., cuya Historia es tan auténtica: i no pudiendo negar al nuestro el título, i culto de Santidad, que se le da: pues de tantos años a esta parte se guarda, i reverencia aquél Cuerpo Santo con este nombre en un Convento de Religiosas del Orden de Santo Domingo en aquella Villa, el qual fundó el Infante Don Juan Manuel, en veneración del Santo Cuerpo de San Blas, que allí se guarda, según dice en las Escrituras de donación al Monasterio. El Padre Gerónimo Román de la Higuera en la Historia de Toledo, lib. I, cap. II. en el qual describe la corriente del Río Tajo, dice assí: Al salir de la Sierra de Cuenca pasa cerca de la Villa de Cifuentes por otras tantas que tiene de linda agua, que no son poco de estimar: a donde, o cerca de allí yace el cuerpo de San Blas, Mártir Español, que es tenido en gran veneración, i reverencia, como trato bien a la larga en mi Historia Eclesiástica. Pudo ser se tragesse el de Sebaste por alguna ocasión a España. I como tienen en tierra cerca de Nájera el brazo del Mártir, i Obispo de Sebaste, que allí trujo el Capitán Medrano, que le hubo en el saco de San Quintin, i lo tienen engastado en plata, i piedras preciosas; también viniesse por otra ocasión lo demás dél a Cifuentes. De manera que en la duda referida, unos sienten que se guarda allí el cuerpo del Mártir de Asia traído a nuestra España, i otros juzgan que es diferente de aquél el nuestro. En tal estado halló esta materia el Autor de Luitprando, i Juliano, i pareciéndole que resultava mayor honor a España de que este Mártir fuesse suyo, no solo por la posesión de sus Reliquias, sino por aver sido el Santo su natural, i padecido en ella; formó de su imaginación un San Blas Español, adornándole de los títulos de Obispo, i de los primeros de España, Predicadores de su Fé, i que la testificó con su sangre en la primera persecución de la Iglesia: que fue subir tanto de punto al sugeto de nuestra veneración, que ya no tendrían los que la creyesen para que desear la posesión de otro ninguno, aunque fuese el Mártir de Sebaste, cuya devoción es tan tierna, i cuyo patrocinio ha mostrado tan eficaz la experiencia. No quisiera exceder con la sospecha a más de lo justo. La mía es que el Padre Higuera quiso hacer espaldas a la vulgar tradición, o vulgar error de los de Cifuentes: i hacer creer que el Santo que se tiene por de Sebaste en Asia fue Español, i padeció en España. Hácemelo sospechar así la nota que hace a este lugar de Luitprando, que es esta: Sancti Blasii Martyris Hispani sub Decio passi celebris memoria est apud Hispanos: Toleti servatur ejus Sacrum Cranium in Coenobio S. Trinitatis. Con dejar dicho Luitprando que padeció en la persecución de Nerón, no se compadece que diga el Escoliador, que padeció en la de Decio: i para que se compadezca, avremos de entender que quiso decir que se llamava Decio el Presidente que le martirizó, por el Emperador Nerón: i en esta fe entendiéndole así, creo que dijo el Padre Quintanadueñas en los Santos de Toledo, pág, 419. refiriendo el martirio. Aquí llegó (habla de Cifuentes) la furia de la persecución de Decio, que por Nerón governava a España, Vc. Conque parece que se quiso dar un color a lo que dicen las Actas, i los Martirologios de aver muerto sub Decio el San Blas de Sebaste: i consiguientemente vencida la dificultad deste paso, hacer menos horrible al crédito de los hombres judiciosos la equivocación de todos aquellos lugares, i circunstancias, de aver padecido en Sebaste, i Capadocia. &c. que la devoción supone que hubo en España. Si este fue el intento, no me haría novedad, que le concibiese, quien dio lugar en sí a otros no menos temerarios, i faltos de toda razón.


         Como sabemos, en la iglesia de Albalate de las Nogueras pudo muy bien haber influido en su construcción la llegada de los monjes Cistercienses al pueblo de Córcoles, en el cercano territorio de Guadalajara, donde hacia el año 1.141 fundaron el Monasterio de Monsalud, y desde donde se expandieron y predicaron su fe, su cultura y su arte por toda la comarca de la Alcarria de Guadalajara y Cuenca. Asimismo pudieron influir en la elección de los Santos Patronos de las muchas iglesias que iban fundando y construyendo por los pueblos donde predicaban la fe, pues son muchos los pueblos por esta comarca que veneran también a San Blas como su Santo Patrón, ya que en la Villa de Cifuentes, cercana a Córcoles se veneraba el cuerpo de San Blas que creían conservar, y que como hemos visto en esta historia, por un error ú falseamiento de datos de un autor, creen ser de un San Blas español el cuerpo venerado en Cifuentes, y cuya devoción se encargaron los monjes Cistercienses de extender allá por donde predicaban la fe católica. Por tal motivo no puedo descartar que sea este, y no otro, el hecho que llevase al lugar de Albalate de Bombarrá (o de Valborráz, como he visto en algunos documentos antiguos que se le nombra), en los años de construcción de la primitiva Iglesia, a que los monjes Cistercienses propusiesen y lograsen de las Autoridades de Albalate declarar y nombrar a San Blas como su Santo Patrón. 
                                                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario